Chat with us, powered by LiveChat

guanajuato-mexico

GUANAJUATO

VIAJES Y TURISMO

Calles empinadas y estrechas, adoquinadas, suben y bajan por todos los rincones de una ciudad de rasgos coloniales, separando idílicos balcones testigos de amores furtivamente apasionados; o conducen a exquisitas casonas y templos, frutos del derroche, de la locura de riqueza surgida en los pródigos socavones, del alarde de fe de hombres poderosos que querían asegurarse un lugarcito en el cielo.

Y en estas calles díscolas y enrevesadas, las viejas farolas siguen iluminando las huellas del pasado, de un ayer pletórico de bonanza que no deja de ser parte del presente urbano de Guanajuato, la ciudad que nació y creció al ritmo de la producción de sus fabulosas minas de plata -alguna vez las más ricas del planeta-, generadoras de fortunas ingentes y lujos arquitectónicos de estilo barroco y neoclásico.

Guanajuato es una ciudad monumental que refleja la bonanza pretérita de la actividad minera y el espíritu despilfarrador de sus propietarios, que gastaron muchísimo dinero en la construcción de sus palacios y casonas; y también de iglesias y templos, como una manera de agradecer a Dios por lo que estaban logrando en la tierra.

A pesar del paso del tiempo y de la modernidad que siempre encuentra una rendija por la cual filtrarse, Guanajuato conserva aún gran parte de su antigua fisonomía hispana, cuando era la segunda urbe en importancia (después de Ciudad de México) de la vasta y floreciente Nueva España.

Pero antes de ser una ciudad esplendorosa, Guanajuato, cuyo nombre se traduce como el “lugar de las colinas de las ranas”, era un territorio agreste dominado por los chichimecas, un grupo de nómades que vivía de la caza y recolección de alimentos, hasta que aparecieron los españoles en 1541 para apoderarse de sus tierras.

El descubrimiento de ricos yacimientos de plata y oro (especialmente del primero de los nombrados) impulsó el desarrollo de la ciudad colonial, fundada en 1570. Posteriormente, una real cédula de 1741 le otorgaría el título de “Leal Ciudad de Santa Fe y Real de Minas de Guanajuato“.

Tan pomposo título se fundamentaba en una contundente e inapelable razón económica: las dos terceras partes de la plata que atiborró las arcas de la corona española en la época colonial se extrajo de La Valenciana, un yacimiento minero descubierto en 1548.

Cuando los tiempos comenzaron a cambiar y el rumor de la independencia crecía en México, Guanajuato fue el escenario de un notable acontecimiento histórico: la toma del cuartel y prisión Alhóndiga de Granaditas (hoy convertido en un céntrico museo) acaecida el 28 de octubre de 1810 y que significó un triunfo para las huestes libertarias.

La historia tiene otro bastión en el pueblo de raíces coloniales de Dolores de Hidalgo, localizado a 54 kilómetros de Guanajuato. En este lugar, el 16 de setiembre de 1810, el padre Miguel Hidalgo iniciaría la lucha por la independencia con el célebre “Grito de Dolores”, un llamamiento para romper las cadenas coloniales.

Acontecimientos del pasado que sirven para entender la importancia de Guanajuato, ciudad que en 1988 recibió de la UNESCO el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, por el valor de su legado arquitectónico, el cual se evidencia claramente en la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, erigida entre 1671 y 1696.

Otras construcciones de gran interés son el templo de San Diego (de características churriguerescas) y la mansión de los Condes de Rul y Valenciana, una espléndida obra de estilo neoclásico que fuera construida durante el siglo XVIII. Hoy es la sede de la Corte Superior de Justicia.

En Guanajuato, capital del estado del mismo nombre, se realiza en octubre el evento cultural de mayor trascendencia de México: el Festival Internacional Cervantino, que tiene su origen en la representación de los “Entremeses Cervantinos”, breves piezas teatrales de un solo acto que comenzaron a escenificarse a partir de 1953.

De este culto por Miguel de Cervantes Saavedra surgió el Museo Iconográfico Cervantino, que exhibe piezas artísticas inspiradas en el Quijote de la Mancha, el caballero de la triste figura, y su fiel escudero Sancho Panza, personajes universales creados por el celebérrimo escritor español. Las obras son frutos de la genialidad de Salvador Dalí, Pablo Picasso, Mario Orozco Rivera, entre otros.

Guanajuato, localizada a 2,000 msnm y a más de 300 kilómetros al norte de México DF, es ahora una ciudad cargada de pasado. Hoy, sus tesoros no atiborran las arcas de la corona española, sino que contribuyen a enriquecer los recuerdos de los viajeros que se pierden encantados en sus calles empinadas y estrechas.

Subscribe to our newsletter

Enjoy Mexico © 2019. All rights reserved.