Chat with us, powered by LiveChat

Morelia Mexico

MORELIA

VIAJES Y TURISMO

En el territorio de los purépechas o tarascas, una avanzada y aguerrida sociedad precolombina, se fundó una ciudad hispana en 1541, una ciudad que con el tiempo iría diferenciándose, haciéndose única por la monumentalidad de su arquitectura, la simetría de sus plazas, la amplitud de sus calles, la inspiradora nobleza de sus casonas virreinales y la presencia divina de sus templos y conventos.

Morelia “es un modelo único en América”, dictaminaron los especialistas de la UNESCO, al explicar las razones por las que la capital del estado de Michoacán recibiría el título de Patrimonio Cultura de la Humanidad en 1991. No se equivocaron al escribirlo, porque esta ciudad del centro de México presenta características peculiares, como la tonalidad rosada de sus añosas construcciones.

Poseedora del segundo Centro Histórico más grande del país, Morelia es conocida como la “Cuidad Rosa” y no precisamente por la abundancia de esta flor, sino por la peculiar tonalidad de la cantera utilizada en la fachada de sus edificaciones religiosas y civiles, fantásticas obras arquitectónicas vencedoras del tiempo y el olvido.

La historia urbana de Morelia se inicia el 18 de mayo de 1541, aunque en aquel entonces la ciudad fundada por el virrey Antonio de Mendoza fue bautizada como Guayangareo, nombre vigente hasta 1787, cuando en un arranque de melancolía hacia la madre patria, los ibéricos decidieron llamarla Valladolid; pero la nostalgia se cortó de raíz en 1828, cuando México ya era una nación independiente.

Y es que era inconcebible que la tierra que viera nacer a uno de los máximos próceres de la lucha libertaria, llevara el nombre de una ciudad española; entonces, las autoridades decidieron llamarla Morelia, en memoria de José María Morelos y Pavón, discípulo dilecto del sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla, el padre de la independencia mexicana.

Guayangareo fue la tercera ciudad que los españoles fundaron en Michoacán (la primera fue Tzintzuntzan y la segunda Pátzcuaro), pero por su rápido crecimiento se le nombró capital del estado en 1580, condición que conserva hasta hoy, como conserva, también, su bien definido trazo urbano, con calles primorosas que siempre conducen a lugares pletóricos de pasado.

Andar por el Centro Histórico. Palacios y templos. Sentir que el pasado está de vuelta, que revive a pesar de los autos y de la gente ataviada con jeans y chaquetas. Y Morelia es otra vez Guayangareo al visitar la Catedral de torres enormes de casi 70 metros, obra que se inició en 1660; y Morelia es otra vez Valladolid al conocer la casa de José María Morelos y Pavón (1765-1815).

Y la sensación se repite en el palacio de Gobierno, una emblemática construcción de estilo moreliano, y en el palacio Clavijero, testimonio del paso de los jesuitas por Michoacán; en el convento Franciscano, la primera edificación española y el principal centro de evangelización, o en el templo y convento de San Agustín, con su impactante portada plateresca.

No todo es pasado en Morelia. La capital michoacana es reconocida como una tierra de magníficos artesanos, pues las manos sabias de los descendientes de los purépechas o tarascas elaboran máscaras, ceramios, piezas de cobre y sombreros de gran calidad, con un estilo único que une lo indígena con lo español.

La visita no sería incompleta si el viajero no pasea su inquietud por el convento agustino de Santa María Magdalena y la zona arqueológica de Tres Cerritos, en el pueblo de Cuitzeo (a 34 kilómetros al norte), o por el inmenso lago Pátzcuaro con su rosario de islas habitadas y los vestigios tarascas de Ihuatzio, Tingambato y Tzintzuntzan.

Otro espacio de singular interés es el Santuario de la Mariposa Monarca (184 kilómetros al este de Morelia), un bosque de oyamel a 3200 msnm que, de noviembre a marzo, es el refugio y el lugar de reproducción de la vistosa mariposa monarca, un sorprendente lepidóptero que migra desde Canadá y el norte de los Estados Unidos, en una titánica travesía de 4,800 kilómetros.

Historia, cultura y naturaleza. Palabras claves para los trotamundos que llegan a Morelia, localizada a 303 kilómetros de la Ciudad de México. Una urbe de gesto amable y clima benigno (el promedio anual es de 23 grados centígrados), en la que nunca dejará de sorprenderse.

Subscribe to our newsletter

Enjoy Mexico © 2019. All rights reserved.