Chat with us, powered by LiveChat

Nuevo Vallarta Mexico

NUEVO VALLARTA

MEXICO

Entre la inmensidad azul del océano Pacífico y el verdor de las montañas de la Sierra Madre, discurre una larga franja costera donde la placidez y el solaz han implantado un reino de sol permanente y cuerpos bronceados, con playas primorosamente seductoras, islas excitantes que tientan a la aventura y ocasos románticos que convocan al amor via Casa La Vida.

Y en este reino del sol y el mar, la diversión se viste de arena en las playas refrescantes, se esconde en el fondo submarino con sus pececitos de colores y “montañas” de coral, se deja ver en las siluetas migratorias de las ballenas jorabadas o navega en una lancha de fondo transparente, escoltada, a veces, por delfines y mantarrayas.

Días de excitante descanso, jornadas de relajante aventura en Nuevo Vallarta, un atrayente, cálido e inolvidable destino que conjuga la tranquilidad de sus playas, la riqueza de su fauna marina y la exuberante vegetación de la Sierra Madre, con la lujosa modernidad de su infraestructura turística, diseñada bajo una concepción de respeto al entorno natural y paisajístico.

Las playas de suave arena y oleaje sosegado de Nuevo Vallarta (estado de Nayarit) se extienden a lo largo de 5 kilómetros y forman parte de la Bahía de Banderas -la mayor de México y la sexta en el mundo- espacio geográfico que comparten con Puerto Vallarta, su famosísimo y cercano vecino sureño (estado de Jalisco).

Nuevo Vallarta es un refugio del sol que conquista por la hermosura de sus playas y la serenidad de su mar lleno de transparencia, donde el bucear se convierte en casi una obligación, en un deber ineludible que le permitirá descubrir con asombro -especialmente en las islas Marietas- las profundidades del Pacífico, pletóricas de vida, afiebradas de color.

Consideradas como Reserva Ecológica Nacional, el singular archipiélago de las Marietas es uno de los mayores atractivos de Nuevo Vallarta, no solo por sus cuevas submarinas que hacen delirar a los buzos, sino también por la riqueza de su fauna marina (especialmente aves) y las visitas temporales de las ballenas jorobadas a las zonas rocosas de El Morro y Corbeteña.

Todos los años, de diciembre a marzo, estos gigantes marinos provenientes de la Antártica, llegan a las aguas cálidas de las Marietas, donde paren a sus ballenatos, ofreciendo, sin siquiera presentirlo, uno de los espectáculos naturales más impresionantes del planeta.

Pero estos enormes cetáceos no son los únicos que han convertido a Nuevo Vallarta en una maternidad. Algo similar ocurre con las tortugas golfinas (Lepidochelys olivacea), que desovan en las arenas playeras, donde se levanta el llamado “Campamento Tortuguero”, con el objetivo de trasladar los huevos a lugares seguros, evitando de esta manera la depredación.

Cuando las pequeñas tortugas rompen el cascarón (45 días), éstas son devueltas al mar para que se desarrollen de manera natural. Las jornadas de liberación son un divertido acontecimiento, un éxito en la lucha por preservar la flora y fauna del planeta.

Si aún le faltan razones para visitar Nuevo Vallarta, piense en un recorrido a caballo en la hora del crepúsculo, en una caminata relajante sintiendo la brisa marina, en una noche bohemia bajo la luna esplendorosa… vamos, prepare su equipaje y su bronceador. El sol y las olas lo están esperando.

Subscribe to our newsletter

Enjoy Mexico © 2019. All rights reserved.